Ya disponible: TRILOGÍA POÉTICA "INFINITO"

21.09.2022

Todo libro tiene una historia detrás. La siguiente es la mía. La pregunta es ¿por qué? Cada creación artística posee un motivo de ser. Aquí, la poesía es un instrumento para expresar una serie de hechos y circunstancias que vertebran un devenir emocional. Este es un modo, entre muchos probables, al que recurre la literatura como mecanismo. Luego, incide nuestro lugar a ocupar como escritores: hacernos cargo de aquella verdad impostergable que nos es brindada en comunicar al mundo. Ahora bien, ¿para qué? ¿No es acaso una osadía que un escritor pretenda comprender el infinito?... Los seres humanos buscamos, denodadamente, descifrar aquello que nos excede. Una epopeya que, con cierta frecuencia, involucra sortear cataclismos y vicisitudes diversas, en el mientras tanto de esa clase de eventos que modifican diametralmente nuestra forma de percibir el mundo. En tal sentido, pocos elementos pueden encerrar mayor misterio que la fragancia de lo inabarcable, lo inasible y lo incognoscible.

La siguiente es una obra orgánica, dispuesta alrededor de un lenguaje que dialoga en profundo nivel existencial y se pronuncia con urgencia. La escritura es, en sí, un acto de amor y sacrificio. Catarsis y adrenalina, algo se transforma dentro nuestro durante cada invención y allí contemplamos lo más parecido a una revelación. Una fuerza sobrenatural, ajena a cualquier control consciente, nos impulsa a seguir hasta que se nos indica, igualmente, el momento providencial de concluir la misión. Por otra parte, siento que este libro podría continuar escribiéndose eternamente, no tengo dudas...siempre y cuando lograra yo sobrevivir otro vendaval semejante.

Es de esperar que el impacto que provoquemos sacuda los confines del universo privado de quien nos lee. Similar a una botella lanzada a un mar huracanado; desconocemos cuál será su efecto y qué rol jugará el destino, pero deseamos que el mensaje llegue a ser eficaz y precisamente interpretado. Solo así entonces podremos vislumbrar la concreta magnitud de dicha entrega. Aunque, en parte, ya no nos pertenezca; tampoco seremos iguales después, toda pérdida tiene su potencial. No me arrepiento de nada y el viaje fue inolvidable. Finalmente, llegarán estas palabras a tiempo. Yo doy mi todo por ello.